¿Aburre el porno a las nuevas generaciones?

Sin duda, una de las cosas que más se consume en internet en mayor o menor medida son los videos xxx gratis. Eso sí, con el paso del tiempo, parece que ya no nos apasiona tanto ver pornografía sobre todo en las generaciones de 1980 hasta 1999. Eso sí, parece que las mujeres se han animado a consumir contenido para adultos en los últimos años, aunque la cantidad de tiempo que le dedicamos al visionado de estos vídeos parece ir disminuyendo, por lo que nos planteamos si estamos aburriéndonos del porno.



Según un conocido portal de sexo online, más de la mitad de los consumidores son menores de 35 años, lo que demuestra que seguimos enganchados a escenas tan calientes como las de parejas amateur follando. Eso sí, hemos reducido la cantidad de minutos que dedicamos a verlas, 1 minuto menos que la media internacional.

Y es que ahora no parece innovarse demasiado y ya no vemos escenas que nos sorprendan tanto, como por ejemplo escenas de doble penetración con mujeres, algo que cada vez es más habitual. Además, mientras que antes debíamos ser muy cuidadosos al ver porno, ahora con los móviles e internet es mucho más sencillo y a la larga nos lleva a perder el interés.

Además ahora no solo somos los hombres los únicos que disfrutamos de escenas calientes como las de incesto xxx, también las mujeres se han incorporado al consumo de dichos vídeos, algo que quizás antaño por pudor no se confesaba pero que actualmente, no tenemos problemas en admitir. Y es que actualmente, incluso se hace porno para mujeres, de gran calidad y con una historia detrás como escenas de desvirgadas anales con chicas que se estrenan por detrás.

Noches de música en el Oceanografic

Aunque coloquialmente llamado el delfinario, el Oceanogràfic va a disfrutar durante este verano de un espectáculo acompañado de la mejor música. Y es que por primera vez en todo el mundo, mientras los delfines ejecutan los ejercicios de sus cuidadores, una orquesta ofrece ritmo a todo el evento, en una fusión de ritmo que logra una puesta en escena espectacular.



El espectáculo corre a cargo de Jacopo Mezzanotti Global Music Experience, una orquesta exclusiva para la exhibición nocturna y formada por 10 músicos de distintas nacionalidades. La música es de lo más variada, pasando del pop, a la clásica o al jazz.

Uno de los momentos álgidos es cuando una violinista toca un tema de "La lista de Schlinder" y al acabar, los delfines quedan a sus pies. Todas las noches hacen espectáculos diferentes y es increíble ver a estos animales nadar al ritmo de música clásica o de un tango.

La sintonía entre estos animales y la música es brutal y lleva mucho tiempo de entrenamiento, para lograr una puesta en escena visual y sonora que lleve al espectador a disfrutar de dicho evento.